¡Anuncie su inmueble!
Área Privada Listado de inmuebles

Buscar Noticias

Buscar

leer más Agenda

30 may. 18 a 01 jun. 18 SIMA Pro Madrid

23 may. 18 a 24 may. 18 Inmotecnia Rent

26 mayo 2017

El sector inmobiliario, el segundo donde más crecen las ofertas online de empleo

empleo


El sector inmobiliario está teniendo un protagonista en la mejora del mercado laboral. No solo está consiguiendo crear empleo y reducir el paro de forma más acusada que otros sectores, sino que también está al frente de la demanda de mano de obra por parte de las empresas. 

Según el estudio que han realizado la escuela de negocios ESADE y el portal online Infojobs, el número de vacantes en Internet relacionadas con el sector inmobiliario y la construcción se ha disparado un 48,23% en el último año. Se trata de la segunda mayor subida del ranking: tan solo el sector de las compras, la logística y los almacenes registran un alza superior. En su caso, el repunte interanual alcanza el 85%. 

Los siguientes de la lista son marketing y comunicación, con un 45,48%, y turismo y restauración, con un 45,19%. Con unas alzas algo más moderadas se encuentran las vacantes de ingenieros y técnicos y las relacionadas con administración de empresas, con alzas interanuales cercanas al 30%. En el caso de comercial y ventas, el número de vacantes ha subido un 9% y en el de informática y telecomunicaciones, casi un 6%. El sector de finanzas y banca incluso ha registrado un descenso de casi el 9% respecto al año anterior. 

Ahora bien, si miramos el volumen de ofertas de empleo, descubrimos que el sector inmobiliario no destaca tanto. El estudio cifra en 6.021 las vacantes ligadas al ladrillo, cifra 10 veces inferior a las de atención al cliente y muy lejos de las más de 40.000 de comercial y ventas. Si miramos el número total de vacantes publicadas por Internet, las vinculadas al sector inmobiliario tan solo suponen un 1%. 

Cae la competencia por un puesto 

Otro de los datos más llamativos del estudio es el que mide el número de candidatos que, de media, luchan por conseguir el mismo puesto de trabajo. La buena noticia es que la competencia se sigue reduciendo y ya marca mínimos desde 2009. No obstante, sigue duplicando el registro de 2008. 

En este sentido, ESADE e Infojobs aseguran que en 2016 se contabilizaron de media 56 inscritos por cada puesto vacante, lejos de los 74 alcanzados en 2013, pero también de los mínimos de 2008, cuando 28 candidatos luchaban por cada oferta. 

En el caso del sector inmobiliario, la mejora también es patente, aunque el número de candidatos por puesto supera los 100. El año pasado, de media, cada vacante relacionada con el ladrillo tuvo de media 108 candidatos, frente a los 147 de 2015 y a los 50 de 2008. Solo hay seis sectores con peores cifras: venta al cliente, legal, farmacia, recursos humanos, administración de empresas y diseño y artes gráficas. Al otro lado de la tabla está el negocio de la informática y las telecomunicaciones, que es el único que tiene menos de 20 inscritos de media por vacante. 

El empleo no mejora tanto como el PIB 

A pesar de que el estudio incluye muchos datos que invitan a ser optimistas con el mercado laboral (ha aumentado el número de ofertas online, el contrato indefinido gana terreno…), también pone sobre la mesa una realidad de la que hablan muchos expertos: la economía está mejorando a un ritmo superior al del mercado laboral. Dicho de otro modo, la recuperación del PIB se está trasladando de forma desigual al empleo. 

“El PIB español repitió en 2016 el crecimiento del 3,2% que alcanzó en 2015. Estos dos años de rotunda dinámica alcista han dejado el PIB español a punto de recuperar el nivel del año 2008. Y, sin embargo, en el empleo aún estamos lejos de los niveles de entonces. La reducción de 541.700 personas en la cifra de desempleados y el aumento de 413.900 personas en la ocupación registrados en 2016 dejan el horizonte de los 20 millones de ocupados que había en 2008 para un futuro no inferior a tres años. Ahondando en el mercado observamos que se siguen repitiendo algunos patrones: parcialidad, temporalidad en el empleo y salarios congelados o incluso a la baja. En definitiva, la economía se recupera y las cifras de empleo mejoran. Pero estas mejoras no llegan, o llegan de forma desigual, a impactar en la calidad del empleo”, recalca el estudio. 

Esade, de hecho, desconfía de las previsiones del Gobierno sobre la evolución futura del mercado laboral y retrasa la recuperación plena del empleo perdido durante la crisis hasta 2025.

Fuente: Idealista.com

Comentario

Enviar

Los comentarios están siempre sujetos a previa aprobación. Quedarán excluidos de ser publicados los comentarios considerados ofensivos, insultantes, difamatorios, incitadores a la violencia, discriminatorios e inadecuados con el texto que se desea comentar.